sábado, 20 de septiembre de 2014

CAMPOSANCOS ( VIII )

Archivo Parroquial
            Tal y como se puso de manifiesto con anterioridad, los libros del Archivo Parroquial existentes en Camposancos datan de mediados del Siglo XVIII, dado que los de fechas anteriores se encuentran en el Archivo Diocesano de la Catedral de Tui.
            Los primeros volúmenes relativos a los niños bautizados figuran los nombres de sus padres, abuelos y padrinos, sin hacer mención a los orígenes, datos que comienzan a aparecer a principios del Siglo XIX.
            Otra curiosidad relativa al Archivo data del día 5 de julio de 1.788, fecha en la que aparece una nota en el libro de Bautizados que dice:
            “Visita del Obispo de Tuy Ilmo. Sr. Domingo Fernández y Angulo a la capilla de la Visitación o Iglesia Adiutriz del lugar de Camposancos, y donde por ahora se administra la Cura de Almas por un Theniente Cura o Vicario, y a tenor del Ritual de Roma, manda que en las partidas de bautizados digo de Bautismo de los ilegitimos, no se ponga en nombre del Padre aunque la Madre lo declare, solo si en el caso del que fuera convenga en ello y firmara partida, y no sabiendo lo asía asu ruego uno de los testigos ante quienes lo declaren y en defecto se expresaría solamente ser hijo de Padre incognito…Y porque la experiencia ha enseñado que el Parentesco Espiritual quedaría ser lazo de mutua Caridad Christiana en el Padrino y la Madre del bautizado”.
            Según lo anterior, se deduce que en fechas precedentes bastaba con que una madre soltera de un recién nacido dijese el nombre del presunto padre, para que éste, sin ninguna otra verificación figurase en el citado libro.
            En el libro de matrimonios, figuran además de los nombres de los contrayentes, los de sus padres, padrinos y testigos, así como el acta de consentimiento y consejo paterno.
            También los primeros volúmenes relativos a los fallecidos del Archivo Parroquial de Camposancos, figura solamente la fecha del óbito con el nombre del cónyuge (marido, esposa, viudo o viuda) en el caso de los casados, y el del padre o la madre en el caso de los solteros. Más tarde, en los tomos que corresponden a los primeros años del siglo XIX y siguientes, comienza a aparecer la edad de los finados con un “más o menos”; y finalmente, conforme avanza el tiempo, consta ye la edad real y el nombre de los padres y abuelos.
            Lo anterior tiene como consecuencia una falta de concordancia, en ciertos casos, entre las fechas de bautismo, las de defunción y las edades de fallecimiento.

Lugares de Culto

            En Camposancos existían como lugares de culto, amén de la pequeña capilla del Pasaje,  ya desaparecida en esta época, otras dos capillas: la de San Telmo en el barrio de Saá, y la de San Mauro, emplazada en el actual “torreiro”.
            En esta última era donde se celebraban las misas, bautismos, casamientos y funerales: contaba con su propia fábrica (anexo donde se almacenaba todo el material necesario para el culto), y además fue donde empezó el archivo parroquial. A su alrededor se encontraba el cementerio.
            Esta capilla tuvo distintas denominaciones como parroquia de Camposancos. Así, el Archivo Parroquial comienza llamándola “Iglesia Provisional del Coto”, más tarde, en 1.783, al dotársela de un presbítero vecino del Coto de Camposancos, don Josef Álvarez, que ejerció su ministerio con licencia de don Josef Alonso Teniente Cura, se la denomino la “Parroquia de Camposancos, feligresía de San Lorenzo de Salcidos”; tiempo después se denominó “Iglesia Adiutrix” (en latín, que significa “auxiliar”); le sigue “Iglesia de Camposancos y Saá”; por último, la denominación actual, “Iglesia de la Visitación de Santa Isabel de Camposancos”.
            Dada las escasas dimensiones de la capilla, durante la visita del obispo a las parroquias del Bajo-Miño, la Confirmación de 1.788 se llevó a cabo en la Iglesia Parroquial de La Guardia.
            Años después, el 20 de mayo de 1.798, por Real Cédula dada en Aranjuez por el Rey Don Carlos IV, durante el gobierno de Godoy, se presta asenso al auto del Obispo de Tui, que desmiembra de la Parroquia matriz de San Lorenzo de Salcidos, los lugares de Camposancos y Saá para la erección de nueva parroquia.
            Siguiendo el devenir de este siglo, con fecha de 3 de julio de 1.838, en el Libro de defunciones del Archivo Parroquial de Camposancos, consta esta nota, referida a la actual Iglesia Parroquial: “Se comenzó a enterrar en el Campo Santo de la Iglesia nueva” (sic)
            Más tarde, en 1.858 se demolió la capilla de San Mauro y se exhumaron los restos de su cementerio, según consta en el Libro de Cuentas del mismo archivo. De esta capilla se conserva una piedra, incrustada en el muro de contención del camino que va desde el “torreiro” a la encrucijada de los caminos de “Granxa” y “Resbalón”, bajo una de las cruces del antiguo calvario. Tiene grabado un medallón redondo con una cruz de tosca factura románica, que evidencia la antigüedad de la capilla.

            Y ya por último, a partir de 1.920 se trasladaron los enterramientos al actual cementerio situado al oeste de la población. 

Continuara...

No hay comentarios:

Publicar un comentario