viernes, 31 de octubre de 2014

Orquesta Tino Jazz a finais dos anos 40 unha voda.


Archivo: Familia Santeiro

HERÁLDICA DE LA VILLA DE LA GUARDIA ( II )

A)                           D. Lorenzo Correa de Cerveira, canónigo en Tuy y abad de La Guardia, que manda construir una capilla dentro de la iglesia parroquial en 1.520, colocando en ella sus armas en varios lugares y que difieren en cuanto a su composición a los usados tradicionalmente que era: 1.º, de oro, fretado de gules, de seis piezas o 2.º, de oro con su águila de sable, cargada de un escusón de oro, fretado de gules. Hemos anotado algunas variantes más como es el que el águila lleve en sus garras un pez y un pequeño pájaro; pero aquí se nos presenta con un árbol que divide el escudo y a ambos lados una cierva andando de su color natural, así como el fretado de cuatro, puestas dos en cada cuartel.
Esta capilla fundada por don Lorenzo es conocida hoy por la de los Dolores.
Fallece en La Guardia en 1.531, como aparece en la siguiente inscripción que está detrás del retablo: HIC JACET: LAURENTINUS: COREA. TUDENSIS. ECLESIAE. CANONICUS-ABBAS HUJUS: ECLESIAE: ET: M: D: XXXI: ANNOS. Antes de ordenarse sacerdote tiene de Isabel González a don Gómez Correa, del que hablaremos más adelante.
B)                          D. Gómez Correa de Cerveira, que aparece ya como vecino de La Guardia nos indica que allí poseían una casa que debió ser construida en la época de estos dos hermanos, pues a él le toca esta casa en las partijas que hicieron el 19 de mayo de 1.506, reparto de bienes entre hermanos, cuñados y madre y se especifica como “casa nueva en la puerta de la villa de La Guardia (papeles sueltos de Ávila y La Cueva para el tomo VII, en el Archivo Catedral de Tuy). Estaba casado con doña María Ozores de Sotomayor, su parienta, y tiene a:
-          Ana Ozores, que es la primera sucesora de la casa de Goyán que casa con don Gómez Correa, hijo del canónigo y abad.
-          Doña Isabel Ozores, que c. c. D. Baltasar Sequeiros de quien descienden los condes de Priegue.
D. Antonio Correa, sin sucesión.
Doña Mayor de Zúñiga, monja y abadesa de Allariz.
-          Doña Florencia, doña Constanza y doña Blanca Correa, que fueron las primeras monjas del convento de La Guardia, de las que tendremos ocasión de hablar más adelante.
D. Gómez Correa, abad, debe tener a otro Gómez Correa que c. c. doña Ana Correa y tiene a don Antonio Correa Ozorez, segundo señor de Goyán, de quien siguen descendiendo los poseedores de las casas del Bajo Miño y otras.
En La Guardia viven distintos descendientes de esta casa, así encontramos:
D. Gonzalo Correa de Sotomayor, V Sr. De Goyán, casado con doña Margarita Prego de Montaos; en 1.660 eran vecinos de La Guardia.
Doña Baltasara Agustina de Acevedo y Abraldes, segunda esposa de don Antonio José Correa, VIII Sr. De Goyán, que fue sepultada en la capilla de don Diego de Parga, dentro de la iglesia parroquial el 16 de julio de 1.785. Era natural de Ramiranes (Orense). Vivía en su casa de La Guardia debido a que en esta iglesia ha bautizado, al menos, a doña María del Carmen en 1.764; a doña Juana Antonia, en 1.766 y a don Antonio Bernardo, en 1.769. Tías de éstos lo fueron doña Margarita Teresa, nacida en 1.703, que fue monja en el convento de Benedictinas y a doña María Antonia Benita, nacida en 1.711, que llegó a abadesa del mismo monasterio.
Otros de la misma familia, aunque por líneas colaterales, viven en la casa de La Guardia.
Los escudos de esta casa son los siguientes (armas de los abuelos de los fundadores):
A la izquierda figuraba el águila de sable, cargada de un escusón de oro, fretado de gules, soportado por dos tenantes y dotado de yelmo. A la derecha estaba otra, cuartelado, 1.º, Ozores (espada fuera del cuartel; 2.º, de Sotomayor; 3.º, de Zúñiga y 4.º, de Pereira. Yelmo y lamberquines.
El Sr. Domínguez Fíntela en la prensa guardesa de antaño, habla que detrás del retablo de la Capilla de esta familia existe un sepulcro con las armas repetidas y que en medio de ambos aparece un árbol superado por un águila que lleva en sus garras un pez, aludiendo a la bella leyenda de que hallándose de gobernador en una ciudad meridional de Andalucía sitiada por los árabes, un ascendiente de los Correa, pasó volando por aquella plaza un águila que dejó caer una trucha que llevaba en sus uñas; varios vecinos que la vieron se arrojaron sobre ella disputándosela, pero el gobernador que estaba presente les hizo conocer que la trucha era insuficiente para todos y mejor era arrogarla a los sitiadores; esto hizo creer a los moros que en la plaza sobraban las vituallas por lo cual levantaron el cerco.
Aun puede en la actualidad comprobarse, en parte, estas armas, metiéndose detrás del retablo por la parte baja y efectivamente se trata de una repetición de las que están en el exterior con la variante de haber suprimido del campo del escudo el árbol y colocado en medio de ambos. Estos son cuartelados y puede tratarse de una brisura en las armas y el árbol formar parte con las dos ciervas del apellido Cerveira.
El del exterior tiene unida una cartela con la siguiente inscripción gótica:
ESTA CAPILL / A MANDO FA / ZER LCO CORREA / AÑO MIL DXX.
A esta familia está muy ligado el apellido Ozores, tanto desde los primeros tiempos como por sucesivos entronques posteriores. A este respecto nos sigue diciendo Domínguez Fíntela, canónigo de Tuy e ilustre historiador guardés, acerca de esta capilla, que en 1.701 funda mayorazgo con sus bienes don Francisco Antonio de Losada y su esposa doña Isabel Ozores (él era teniente, vecino de Zamora que casa en La Guardia el 23-4-1.659, procreando a Inés, Magdalena, Francisca y Benito Manuel, nacidos en 1.664, 1.662, 1.660 y 1.665, respectivamente).
Esta capilla pasa a don Francisco Ozores y, a su fallecimiento, a su hija doña Escolástica Ozores, esposa de don Bernardo de Parga y Ulloa, natural de Lugo, que contrae matrimonio en La Guardia el 2-3-1.727; procrearon a don José, doña Apolonia y a don Diego de Parga Ulloa, uno de los últimos dueños que fallece en esta villa el 2-12-1.816 con el grado de teniente coronel. Había casado de muy avanzada edad en Salcidos el 29-5-1.807, con doña María Josefa Boán y Losada, no conociéndosele descendencia y una vez viuda, vuelve a contraer segundo matrimonio, también en Salcidos, el 22-4-1.819, con el capitán D. Manuel Peralta, vecino de San Bartolomé de Tuy.
Otros personajes de estos apellidos aparecen en la vida guardesa que nos muestran los libros parroquiales y como no pretendemos extendernos demasiado en estas genealogías, reseñaremos solamente a continuación algunos de ellos para constancia de otros posibles investigadores y sin guardar orden alguno:
a)                           Mediado el siglo XVII se instala en La Guardia el escribano don Lorenzo Correa Sotomayor que c. c. Doña Antonia Ordóñez (fallecida el 2-4-1.683) t. p. h. E. o. a doña Margarita Correa que c. c. D. Manuel Centeno, de Piñeiro, t. p. h. A doña María Francisca Centeno que de su enlace con don Manuel Salgado Araujo, de Pontevedra (fallecido el 14-6-1.741), existe numerosa descendencia.
b)                           D. Gómez Correa, abad de Mougás, fallece en casa de sus parientes de La Guardia el 26-10-1.665.
c)                           D. Francisco Correa, natural y vecino de La Guardia por su testamento que hizo el 9-5-1.667, en casa de su sobrino, don Juan Romero Correa, abad de Almoite, jurisdicción de Baños (obispado de Orense) fundó una obra pía para redención de cautivos, dotándola de 1.000 ducados y nombrando por patrono perpetuo a los abades de La Guardia, los cuales tuvieron en varias ocasiones que entablar pleito para rescatar los intereses del capital. Las cuentas de esta fundación llegan al año 1.834 y, entre los bienes, aparece una granja denominada del Carballo, en Corujo; don Francisco González y doña María Correa vecinos de Vigo y como incumplidores sus herederos llamados Doña Jacinta y Dña. Rosa Correa. También había fundado en la misma Iglesia una capilla bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario.
d)                           En 1.702 residen aquí don Juan Antonio Pereira de Castro y doña María Correa, que c. a su hija doña Teresa María Pereira de Castro (fallecida el 3-8-1.742) con el abogado de la Real Audiencia de Galicia, don Gabriel Bullón de Puga, de Priegue (Nigrán) hijo del familiar del Santo Oficio de la Inquisición, don Juan Agulla Bullón y de doña Isabel de Puga. Don Gabriel fue el heredero de su tío, don Juan Armida y Puga, Magistral de la Catedral de Tuy, en el Mayorazgo que fundó, en compañía de otros hermanos en 1.692, sobre la casa-pazo de Lamelas en Priegue.
La descendencia de este señor vuelve a entroncar con el apellido Correa en la persona de doña Juliana Correa Troncoso, sobrina de don Lorenzo Correa Troncoso, propietario de la casa de Bayona y de la Robaleira, en San Pedro de la Ramallosa.
e)                           En 1.710 es enterrado en la capilla mayor de la iglesia parroquial de La Guardia don José correa de Godoy y, en 1.751, doña Beatriz Correa, viuda de don Diego Ramón.
A lado de esta capilla y sobre el dintel de la hoy puerta lateral, antes acceso a la capilla de Santa Rosa de Vitervo, se puede leer lo siguiente intercalando las armas del Santo Oficio, haciendo alusión a la condición de inquisidor que tenía el fundador:

ESTA CAPILLA FUNDO DON FRANCISCO LOMBA COMISARIO DE INQUISICION Y ABAD DE ESTA VILLA. ES PATRONO LEGO PROPIO PARA SUS HEREDEROS AÑO 1.717.

Continuara...

O Facho dende o Pico San Francisco sobre os anos 30


Eleccións Municipais, GIG


jueves, 30 de octubre de 2014

Alameda en 1932


HERÁLDICA DE LA VILLA DE LA GUARDIA

Apuntes genealógicos

AQUILINO GONZÁLEZ SANTISO

(Publicado en el Libro de las Fiestas del Monte Santa Tecla en 1981)

La villa de La Guardia, al igual que otras muchas, está cargada de leyendas por el ánimo de los historiadores locales de buscar un origen más antiguo para su pueblo. Mientras que para unos puede tratarse de un pueblo de origen celta, para otros es la Abóbriga que cita Plinio o la población Ostiumminii (puerta del Miño) que denominan los romanos. Esta última es factible si damos por sentado que la villa de Caminha, situada en la misma puerta del Miño, fue fundada en 1.265 por el monarca portugués don Alfonso III.
Esta villa marinera es conocida en la época germánica por Ganda, Garda o Gauda, hasta obtener el nombre actual, que parte de una evolución en la época de Alfonso I, quien ordena que la documentación abandone el latín y se escriba en lengua romance.
Sufre las consecuencias de las invasiones de todo tipo que llegan por tierra y por mar, siendo las últimas que debemos reseñar la de los portugueses en 1.665, que, desde 1.640, andaban saltando el Miño constantemente y la de los franceses en 1.809, que tal vez haya sido la de menos importancia al haber estado aquí solamente catorce días.
Ante la situación estratégica en la “Foz del Miño” y, por tanto, puerta del Atlántico, resultaba este pueblo muy vulnerable a las invasiones que llegaban por mar, lo que obligó a que en tiempos de Felipe IV fuese fortificada. Se construyó un castillo con destacamento de tropa permanente que le da a esta villa un carácter castrense.
Civilmente también es dirigida por relevantes personajes de la nobleza gallega; así, una vez extinguida la orden de Malta en 1.312 que tenía a La Guardia, pasa a depender esta villa de los reyes de Castilla y León, siendo don Pedro quien la dona a D. Suero Yáñez de Parada, hasta que don Enrique II por los años 1.370 se la concede al Cabildo de Tuy, aunque la mitad del beneficio de su iglesia fue conservada por el Monasterio de Oya desde el 26-7-1.137, en virtud de donación que le hiciera en Tuy el Emperador don Alfonso VII. Ambos duran hasta 1.811.
En poder del Cabildo, es otorgada su merindad, en 1.423, a don Gonzalvo Correa y desde aquí es esta familia y las que, por razón militar o profesional llegan a La Guardia, van a merecer nuestra especial atención, por tratarse de personajes que, de alguna forma, son protagonistas de la historia de esta fronteriza y ribereña villa, en su aspecto heráldico y genealógico, sin antes advertir que otros estudiosos locales y especialmente el P. Crespo ya se ocuparon de este tema, al cual, no pretendo agotar sino recordar y completar con aquellos datos que nos aportan los libros parroquiales de ésta y de la parroquia de Salcidos.
FAMILIA CORREA.- Desde muy antiguo aparece esta familia instalada en Goyán, donde posee el “pazo viejo”, del que ya hay constancia en 1.409, y de la que parten las líneas de las casas del Pegullal, Marqueses de Mos, etc. con casa en Salceda, Lugo, Bayona, Tuy, La Guardia, etc., y entronca con familias de las primeras casas gallegas.
En el palacio de Goyán funda mayorazgo don Gómez Correa, en 1.559, y los de este apellido probaron su nobleza en la Real Chancillería de Valladolid en varias ocasiones, entre las que señalamos la de 1.539, 1.569, 1.611 y 1.772.
En La Guardia, como hemos indicado, aparece en 1.423 don Gonzalvo Correa, que obtiene la merindad de esta villa que le otorga el Cabildo y sabemos que en 1.428 y 1.466 vivía don Gómez Correa, Canónigo Tesorero de la Catedral de Tuy y Abad de La Guardia, quien construye la casa-torre de Goyán y la casa que, hasta hace poco, existió en el lugar conocido por Monterreal, cuyos escudos de la fachada fueron colocados en la torre del reloj de la plaza del Ayuntamiento.
La Guardia tuvo otros abades de esta casa; D. Gómez Correa, fundador de la casa de Goyán, era hijo de don Lorenzo Correa y de Isabel González, que lo tuvo antes de ordenarse sacerdote. Don Lorenzo, además de abad de La Guardia fue canónigo en Tuy. Su genealogía es la siguiente:
Don Lorenzo Correa, del siglo XIV, casa con María Suárez de Deza y tuvo por hijo a D. Antonio Correa (llamado también Alonso Vázquez Correa) que casa con Doña María de Ozores Pazos y tiene por hijo, entre otros, a:
D. Lorenzo Correa que c. c. Doña Leonor de Zúñiga Sotomayor y t. p. h. E. o. a:

 D: Gómez Correa, canónigo de Tuy, abad de La Guardia, que vivió en los años 1.428 y 1.466, padre de doña Elvira Correa; y a Juan Correa (llamóse también Juan Culler Correa) que vivía en 1.498, que c. c. su sobrina doña Elvira Correa (todavía vivía en 1.506), t. p. h. E. o. a: 

Continuara...

Excursión de alumnos do Colexio "A Sangriña" ao Monte Santa Tecla


Volantina Salón Ideal


miércoles, 29 de octubre de 2014

Goián nevado no inverno de 1959


Discurso de recepción do Sr. Domínguez Fontela na Academia Galega


Página 2 correspondiente al día 4 de Junio de 1931

         E N   L A   A C A D E M I A   G A L L E G A

Discurso de recepción del Sr. Domínguez Fontela


         Según nos informan, ha sido recibido ya en aquel centro cultural el discurso escrito por nuestro amigo el M.I. Sr. Chantre de esta Catedral don Juan Domínguez Fontela. Es un trabajo valioso bajo diversos puntos de vista, el histórico, el litúrgico y el lingüístico, dedicado a estudiar una fiesta religiosa de sabor tradicional gallego que se celebra todos los años en el histórico monte de Santa Tecla, cerca de La Guardia, en el mes de agosto con el nombre de Voto de Santa Tecla. Cuenta esta festividad ochocientos años de existencia, pues fue organizada en 1138, sin que jamás se hubiese interrumpido desde entonces.
            La monografía del señor Domínguez Fontela, comienza con una descripción de las bellazas naturales que se disfrutan desde aquellas cumbres situadas sobre la boca del río Miño, y pasa seguidamente a estudiar el culto antiquísimo que allí se consagra a la protomártir del Cristianismo, Santa Tecla, discípula del apóstol San Pablo, evangelizador de España; culto que recibió gran vida en los días del gran apóstol de Galicia y Portugal, San Fructuoso, fundador de un importante monasterio benedictino en la comarca de La Guardia con el nombre de “Turonium”, nombre igual al latino de Tours, donde fue Obispo el santo patrono de Orense.
            La “Congregación del Clamor” que es el nombre que tiene la Asociación religiosa de este monte de Santa Tecla, fue reorganizada en el año 1138, y es similar a otras que existen en la comarca del otro lado del Miño.
            Esta Congregación y sus arcaicos cultos están reglamentados por unas sabias constituciones, de carácter benéfico social y piadoso, están escritos en el primitivo lenguaje gallego-portugués, que fueron aprobados por el Obispo que, a la sazón regía la Diócesis de Tuy don Pelayo Menéndez, varón de imborrable memoria, por las grandes obras de celo pastoral que realizó en su pontificado.
            En la Academia de la Historia existe copia de estas constituciones  y allí las copió el señor Domínguez con cuidado exquisito, y con ellas a la vista, se dedicó a estudiarlas, haciendo además varias y prolijas investigaciones relativas a la parte ritual y al elemento filosófico de las mismas.
            Demuestra nuestro querido y culto amigo en su discurso que estas Constituciones están basadas en elementos litúrgicos mozarábicos y en libros litúrgicos monacales de la Orden benedictina que se archivaban en los monasterios de Tours, Henry, Cluny y en otras célebres abadías de Francia, en los siglos IX y X, deduciéndose de este estudio comparativo que estas Constituciones deben atribuirse al siglo XII, o cuanto más a principios del XIII, pero nunca a fines del XVI como indican Murguía, Villasmil y otros escritores.
            Labor importante de nuestro estudio capitular fue la depuración del texto, pues, habiéndose perdido el ms. Original, las copias de 1591 y 1780 que se conservan en la Academia de la Historia de Madrid, están saturadas de errores, por impericia de los amanuenses en la lengua gallega.
            Para mejor inteligencia del texto de aquellas se impuso el señor Domínguez Fontela, la pesada labor de buscar en otras patrióticas y en comentaristas bíblicos, especialmente en las obras de San Agustín, las frases latinas que pudieron haber servido al autor de estas Constituciones para su redacción. Y basado en estas investigaciones consigna el mismo señor Domínguez Fontela abundantes notas relativas al texto original o aclaratorias del mismo.
            Capítulos muy interesantes tiene este discurso, especialmente el que está dedicado a referir la terrible sequía de siete años que a mediados del siglo XIV asoló las comarcas inmediatas a la Foz del Miño, y el que describe los cultos que vienen celebrándose todos los años en la festividad penitencial del Voto. Son estos cultos dignos de ser vistos por los amantes del pasado histórico de Galicia, pues, la “misa grande” de este día aún se rige por una liturgia especial, en la procesión de penitencia que fieles y sacerdotes hacen desde la capilla a las dos cumbres del monte, van cantando las preces de la letanía en lengua griega y en gallego arcaico. Al oír estas plegarias y ver la piedad y recogimiento de los centenares de hombres allí reunidos, créese uno transportado a una procesión penitencial de la más remota Edad Media. Y es más de admirar este culto porque en él no toman parte mujeres, concurriendo allí sola y exclusivamente los varones de las siete parroquias cercanas a la boca del Miño, que antiguamente constituían el Concejo de La Guardia.
            Termina el laborioso amigo señor Domínguez Fontela su monografía con un “Glosario Fonético Etimológico” de las voces gallegas usadas en estas Constituciones. Analiza en él setecientas voces de nuestra lengua regional, haciendo un estudio comparativo y prolijo de las mismas con otras de los romances españoles arcaicos para hacer ver como unas y otras se desenvolvieron paralela y simultáneamente de su madre común, la lengua latina. Del estudio etimológico que hace el  señor Domínguez Fontela, se deduce que el 99 por 100 de las palabras gallegas tienen su origen directo en la lengua de Lacio.
            El trabajo del querido amigo es el primero de este género que se escribe y creemos que si este se publicase contribuiría mucho al conocimiento fundamental de la lengua gallega, purificándola de intrusismos fonéticos arbitrarios, o hijos de la ignorancia popular.
            Debemos, por último, decir que el discurso del señor Domínguez Fontela, no es un trabajo ligero: es un voluminoso libro constituido por unas doscientas treinta páginas en folio mayor, que le dan el carácter de amplia monografía consagrada al estudio de esas festividad tan notable en la diócesis de Tuy.
            El señor Domínguez Fontela, descubridor y propietario de un valioso libro de Albellería, escrito en el siglo XIV en gallego, espera a que éste se publique por la Academia Gallega para escribir otro glosario relativo a sus voces gallegas, que serán como complemento de éste para estudiar nuestra lengua regional. Tiene también en proyecto el docto prebendado de la Catedral orensana arribar a la redacción de otro glosario de la CRONICA TROYANA publicada hace años por el Sr. Salazar, Presidente que fue de la Academia Gallega.
            Esta colaboración, al recibir en su seno a Don Juan Domínguez Fontela adquiere un elemento valioso por su cultura histórica y por el conocimiento fundamental que posee de la lengua regional estudiada a conciencia en las poesías de nuestros cancioneros , en los códices gallegos de las Catedrales de Tuy y Orense, y en otras fuentes de conocimiento lingüístico.

            Enviamos nuestra más efusiva y cordial felicitación al querido amigo a quien el destino incorporó a las letras orensanas, y también a la Academia Gallega, en cuyo seno el señor Fontela, habrá de contribuir a la mayor gloria y prosperidad de la tierra gallega.

Mozos de Salcidos a finais dos anos 70

José María, Gildo, Javier, Miguel Barbosa, Jose e Milo
Agachados: Berto, Castro, Casiano e Daniel Barbosa.

Archivo: Miguel Barbosa.

Documento autenticidad de la reliquia de Santa Tecla (1950).


martes, 28 de octubre de 2014

Sporting Guardes no ano 1961

1 de octubre de 1961, foto dedicada e firmada por todos los xugadores a sua Madriña Milagros Portela. Escudo diseñado e feito a man por D. Juan Álvarez Sobrino.
De pe: ¿Andrés?, Melero, Luis Polis, ¿Zuñiga?, Chaver, Luis e Basilio (Presidente)
Abaixo: Cuevas, Nemesio, Manolo Rolán, Sierra e Pepe Lomba. 

Foto cedida por Fernando Portela.

LA SANTA RELIQUIA DE SANTA TECLA ( IV )

Homenaje litúrgico del Sr. Obispo.

El acto terminal en la Plaza de España, ante el dosel rojo levantado en honor de Santa Tecla y de su santa reliquia, fue altamente conmovedor.
Aspecto parcial de la Plaza del Ayuntamiento en el momento de la sentida y sabia elocución que el Sr. Obispo de la Diócesis Fray José López Ortiz, dirigió a los fieles de las comarcas de La Guardia y El Rosal al final de la procesión con la Santa Reliquia. La muchedumbre llenaba por entero la Plaza y los balcones se veían colmados de personas.

Aquella multitud fervorosa, apretada en las bocacalles y en la plaza y en los bancos, en los balcones y en las ventanas, después de presenciar el homenaje litúrgico ofrecido por el Sr. Obispo, de la incensación a la santa reliquia, oyó- mejor dicho escuchó, que es oír con atención-, en medio de un profundo silencio, las fervorosas palabras del Prelado.
Fueron un tierno canto a la pureza y al martirio de nuestra protomártir, lírio purísimo de virginidad, encendida rosa del sacrificio. Y este canto, a la vez profundo estudio de alta vida cristiana, fue también un acertado ofrecimiento de consignas a los fieles para alcanzar la verdadera vida: pureza de costumbres y resignada aceptación del dolor, esto es, de la cruz que a cada uno el cielo nos haya destinado. Profundo y a la vez sencillo, nuestro amantísimo prelado cautivó y conmovió. Y dio realce a su oración sagrada su figura ascética, de la que parece transcienden, como efluvios naturales, el saber y la humildad.
Hondo fervor de un pueblo
Puede tener nuestro señor Obispo la seguridad absoluta de que toda aquella masa humana que él contemplaba, complacido, desde el balcón de la Casa Consistorial, ansiosamente gozosa, que con fervorosa impaciencia deseaba aproximarse a la santa reliquia para besarla, , cumplirá las consignas que nos dio en su oración. Y de que toda La Guardia y pueblos de la comarca, agradecidos a los desvelos de nuestro queridísimo prelado entregarnos este don del cielo de la santa reliquia, desvelos secundados ardorosamente- hay que reconocerlo, porque es de justicia- por el Sr. Nandín, besan rendidamente, con cariño filial, su pastoral anillo.
                                                                                  Cándido Rodríguez Vicente
FARO DE VIGO, 24 de Agosto de 1951.

FIN

Barrio da Marina en 1928


lunes, 27 de octubre de 2014

A Guarda dende o mar nos anos 20

fotografía estereoscópica de Gráficas Casa Táboas

Resultados deportivos fin de semana, 25/26 de octubre

Balonmano

Partido Mecalia Atlético Guardés - Clinicas Rincón Málaga Costa del Sol

Partido dificil para el Mecalia Atlético Guardés, aunque en principio se presentaba cómodo, dada la diferencia en la tabla clasificatoria de los dos equipos, (las locales 4ª clasificadas con 8 puntos y las visitantes 11ª clasificadas con 2 puntos).

El Clínicas Rincón Málaga Costa del Sol se mostró como un buen equipo, joven, luchador y que sabían  que se jugaban mucho en este partido  por lo que el triunfo del Mecalia Atlético Guardés tiene más valor.

El partido fue muy igualado  con una diferencia de dos, tres goles en el marcador (final 1ª parte 14-12)  hasta que, a partir del minuto 50, las locales consiguieron distanciarse con 4 goles para finalizar el partido con el resultado de 29 – 24.

A destacar el debut de Isabel Guialo; Liliana Venancio y Juliana Machado jugadoras que acaban de proclamase campeonas de la “Champions Leage” de África con el equipo angoleño 1º de Agosto.

El próximo fin semana partido dificilísimo para el Mecalia Atlético Guardés ya que se desplaza a las Isla Canarias para enfrentarse al Rocasa que, en estos momentos, es el segundo clasificado con 11 puntos, esperemos que nuestras chicas vuelvan con un resultado positivo.

Jmsalcidos



Fútbol

SPORTING GUARDÉS     3   C.D. MOAÑA     0

Sporting Guardés.- Pazos, Noventa (64 Mahoni), Antón, Benito, Sergio, Victor, Javi (66 Santi), Isidro, Alex (17 Abel), Iván (81 Rodrigo), Enmanuel.

C.D. Moaña.- Berto, Sergi (46 Maroto), Damián, Fali, Rubio, Sera, Cela, Faji (81 Carlos), Ero, Pingui (64 Hugo) y Fran (57 Javi).
Arbitro.- Yatir Díaz, auxiliado por Diego Cid y Iago Saiar, de la delegación de Vigo. Mostró cartulinas amarillas a Benito, Abel y Antón por parte local y a Fali, Fran, Ero y Seba por el Moaña.

GOLES.- 1-0 Javi minuto 5
                  2-0 Enmanuel minuto 20
                  3-0 Abel minuto 75

Un gran Sporting Guardés ganó a un gran Moaña. Este podía ser el resumen del partido. Los dos equipos tan solo se dieron de tregua los cuatro primeros minutos tiempo transcurrido para que el Moaña avisara de libre directo que paso rozando el palo. A partir de ese momento el Guardés se hizo dueño de la situación y sus ataques se convertían en ocasiones clara de gol y sus contraataques se convertían en goles. verdaderos golazos. El segundo tanto conseguido por Enmanuel, fue una verdadera obra de arte, la combinación entre Abel, Javi y el remate del extremo local es para grabar y enseñar a los más pequeños. Un gol digno de una categoría muy superior.

luis m. suarez
El encuentro fue un toma y daca con una clara ventaja para los locales que fueron mas eficaces. El Moaña lo intentó todo, demostró porque es el segundo de la tabla, pero fue incapaz de perforar la meta defendida por un fantástico Pazos. 
Jugando de esta manera, el equipo local hace soñar a sus aficionados y hace que los encuentros disputados en el estadio municipal sean una fiesta.
Los animosos seguidores del Moaña que también los había, tuvieron que rendirse a la evidencia, y la evidencia fue que Un gran Guardés fue mejor que un gran Moaña.

AIRES DA GUARDA (1958)


"Aires de mi tierra" é unha curtametraxe en cor do ano 1958, dirixida por Alberto Conde. Unha produción realizada ao abeiro do NODO onde se da conta do regreso dun emigrado a Galicia. Na viaxe por Galicia enfía distintos sitios emblemáticos onde destaca a cima e as vistas desde o Trega.

Grupo de profesores do Colexio A Sangriña nos anos 80


sábado, 25 de octubre de 2014

Los Tempores

 Voda no  Molino en 1971 

Voda en 1974  no Hotel Pazo Santa Tecla.

LA SANTA RELIQUIA DE SANTA TECLA ( III )

La Guardia vivió una gran
Jornada de fervor popular
Con motivo de la llegada de la Reliquia de Santa Tecla.
El Prelado tudense hizo la ofrenda litúrgica y presidió los solemnes actos.
(FARO DE VIGO, 24 de agosto de 1951)

LA GUARDIA.- La jornada del día 19 en La Guardia fue de intensa emoción popular.
El día amaneciera lluvioso, cerrado de tupidas nubes. Pero la confiada fe en Dios de este mi pueblo descorrió las densas cortinas de agua para ornamentar el cielo con el purísimo azul de un espléndido día de vivo sol.
Puede decirse, sin hipérbole, que La Guardia se despobló para concentrarse en forma admirable frente al Colegio de las Carmelitas, en donde numerosa autoridades locales y de los pueblos de la comarca, presididos por el señor Obispo, esperaban la llegada de la santa reliquia de la protomártir Santa Tecla.
Las emociones fueron plegándose vertiginosamente en cada minuto y en cada hora que pasaba.
El lector puede imaginarse lo que significó la entrada en el pueblo de la santa reliquia, conducida en carroza artística, escoltada desde Oya por una larga caravana de coches.

La solemnísima procesión.

Día 19 de agosto de 1951. Traslación de la Santa Reliquia de santa Tecla. Omento de la llegada de la Santa Reliquia a La Guardia y organización de la procesión, ante el Colegio de las HH. Carmelitas.

La incalculable multitud, al asomarse el hermoso desfile, estalló en un aplauso cerrado, hasta llegar la santa reliquia a la puerta del Colegio, aplauso que se avivó al aparecer nuestro señor Obispo, rodeada de las autoridades.

Y a duras penas, rompiendo por aquella apretada masa humana, que rodeaba, enardecida de entusiasmo, a la santa reliquia, fue ordenándose la grandiosa procesión. Las cruces procesionales de las siete parroquias de la comarca rompían filas.

Los Revdos. Sres. Párrocos de las comarcas de La Guardia y El Rosal presiden la procesión de la TRASLACIÓN de la Santa Reliqia. Figura de preste el Sr. Cura Párroco de El Rosal y Arcipreste, D. Juan Pérez Pérez; le acompañan con capa pluvial, D. Martín Álvarez, Párroco de Sálcidos; D. Gabino Goberna, Párroco de San Miguel de Tabagón; D. Cándido Rodríguez, cura encargado de La Guardia; D. francisco Rodríguez, cura ecónomo de las Eiras y el P. Martín, S. J., encargado dirección espiritual de Camposancos.

La imagen de la patrona de esta comarca, tan reverenciada y tan amada por estos contornos, iba a hombros de marineros. Y la santa reliquia, en magnífico relicario de plata, de estilo barroco, maravillosamente cincelado, bajo un templete y sobre unas andas riquísimas, de fina madera artísticamente tallada, respondiendo al estilo barroco del relicario, y llevada por cuatro sacerdotes revestidos de rojas capas pluviales. Tras de la santa reliquia iba un gran cortejo de sacerdotes, entre los que destacaban los párrocos de las siete parroquias que forman la antiquísima Hermandad de El Clamor, igualmente con capas rojas pluviales.

Cerrando el solemne cortejo figuraba el venerable anciano arcipreste y abad párroco de El Rosal, asistido del diácono y subdiácono. Presidiendo este inolvidable desfile religioso, nuestro excelentísimo y reverendísimo señor Obispo, rodeado de un nutrido grupo de autoridades. Y, encuadrando esta imponente procesión, interminables filas de mujeres y numerosos pelotones de hombres.

Todas las Autoridades estuvieron presentes en la magna procesión de la TRASLACIÓN de la Santa Reliquia. Acompañan al Sr. Obispo de Tuy los Alcaldes de La Guardia y El Rosal, el Juez Comarcal, el Ayudante de Marina, el Capitán de la Guardia Civil, el Jefe Local de Falange, el Jefe de Policía, el otario, el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, el Presidente de la Sociedad Pro-Monte, Presidentes de las Sociedades Recreativas. El Colegio de los PP. Jesuitas del Pasaje, estuvo representado por el P. Tejedor S. J.

Continuara...


Vistas aéreas de A Guarda nos anos 70



Presentación do libro "La Sociedad Pro-Monte Santa Tecla (2ª parte: 1928-1939)"


Onte viernes no Salón de Actos do Centro Cultural de A Guarda acolleu as 20:30 horas á presentación do libro "La Sociedad Pro-Monte Santa Tecla (2ª parte: 1928-1939)", do historiador guardés Joaquín Miguel Villa Álvarez, Doutor en Historia Contemporánea pola Universidade de Santiago de Compostela e profesor no Colexio PP. Somascos, de A Guarda.
Neste agardado evento cultural, participou o Alcalde de A Guarda, D. José Manuel Domínguez Freitas eo investigador guardés Ermelindo Portela Silva, Catedrático da Historia Medieval da Universidade de Santiago de Compostela, que fixo á presentación do autor da publicación así como tamén do contido da mesma, que ven a ser á continuación do primeiro volume da Historia da meritísima Sociedad Pro-Monte Santa Tecla, publicada en 2004.
A continuación, Joaquín Miguel Villa Álvarez mostrou as dificultades que tuvo pasar para que este novo volumen saía a rua, os archivos dos que fixo uso, un repaso breve da historia e obras realizadas pola Sociedade Pro-Monte en éstes once anos e acabou con palabras de agradecemento para todas a quelaa persoas e familias que colaboraron.  








viernes, 24 de octubre de 2014

Capela de Santa Tecla e O Facho a comenzos de século XX


LA SANTA RELIQUIA DE SANTA TECLA ( II )

Acto religioso para honrar la reliquia en Vigo.- En el oratorio de la Casa de Acción Católica, Velázquez Moreno, 16, 1.º, va a tener lugar un sencillo acto de carácter religioso para honrar a Santa Tecla en su reliquia traída de Tarragona.
Comenzará la función religiosa con la celebración de la santa misa a las once de la mañana, viernes día 29, festividad de los apóstoles San Pedro y San Pablo. Insigne maestro este último de Santa Tecla, Virgen y mártir. Después del Santo Sacrificio se dará a besar la reliquia sagrada, que en el próximo mes de agosto será trasladada con la máxima solemnidad a La Guardia.
 El Prior del santuario del monte de Santa Tecla invita a todos los guardeses y rosaleños residentes en Vigo y sus alrededores, a este tributo de devoción a la anta Patrona, singular protectora de La Guardia y El Rosal.
Este Relicario de la Santa reliquia de Santa Tecla, fue donada al Santuario por los señores que a continuación se expresan:
D. Joaquín Nandín Lomba, D. José Benito Trigo Álvarez, D. Florindo González Español y D. Laureano Trigo älvarez.
El templete del Relicario, obra del ebanista guardés D. Francisco Conde, fue construido con madera de cedro, donadas por . Alcides Alonso Sobrino y los gastos de realización fueron sufragados por D. Julián López Ríos.
Las tulipas fueron regaladas por la casa “ARTE” de Vigo.

Continuara...

Guardeses no restaurante da Casa Forestal


O mar no mundo de Eliseo Alonso, O barrio mariñeiro da Guarda


jueves, 23 de octubre de 2014

Coro Voces Blancas de Camposancos anos 60


Fila de atrás: Nina, Fina Carrero, Juana Bento, Elena, Dominga e Manuela.
Fila do medio: Teresa, Teresa Matos, Carmen, María "Macario", Marina, Margarita,  Ina e Julia.
Primeira fila: Loli (Carmindo), Iris, Nati José Luis (Salero) e Fefa Bento

Foto cedida por Iris

LA SANTA RELIQUIA DE SANTA TECLA

LA SANTA RELIQUIA DE SANTA TECLA
A GUARDA (Pontevedra)
Reliquia de anta Tecla del Santuario del Monte, de La Guardia.
Depositada en el Oratorio de la Casa de Acción Católica, hasta la fecha de su solemne traslación a La Guardia, tenemos en Vigo una célebre y notable reliquia de Santa Tecla.
Por la Junta Directiva de la Hermandad del Clamor, con la bendición paternal y el decidido apoyo del señor Obispo de la diócesis, Fray José López Ortiz, fue solicitada al señor Arzobispo de Tarragona, doctor don Benjamín de Arriba y Castro, la singular concesión de una reliquia de Santa Tecla, tomada de aquella que esta Virgen y mártir conserva con singular veneración la diócesis tarraconense.
El día 12 de agosto de 1950, el señor Arzobispo de Tarragona, accediendo benévolamente a la petición de la Hermandad del Clamor, envió al señor Obispo de Tuy una parte notable de aquella reliquia insigne que, como su mejor tesoro, guarda desde muy antiguo la iglesia catedral tarraconense. La reliquia vino acompañada de su correspondiente atestado. En él se hace constar: “Que la reliquia que acompaña el documento, incluida en una teca de plata de forma de forma ovalada, con cristal, recubierta en su interior de seda encarnada y con una almohadilla de papel de seda blanco, con la inscripción “Santa Tecla V. et M.”, es parte de la que se conserva en el tesoro de Nuestra Sta. Iglesia Catedral, como auténtica reliquia de Santa Tecla Virgen y Mártir…
Datos históricos.- Fue en el año 1290. Rehecha la ciudad de Tarragona y reedificada la catedral, después de las devastaciones de la ocupación sarracena, la devoción a Santa Tecla. Patrona de la ciudad y de todo el obispado- en opinión del cardenal Gomá, desde el siglo IV-, tuvo una resonancia sin igual en los anales de la vida religiosa de aquel pueblo. Unos mercaderes catalanes habían regresado de Oriente con noticias fidedignas de haber visto y venerado en Armenia las reliquias de Santa Tecla.
Reinaba entonces en Armenia el rey Onsino, conocido y amigo de Jaime II. En los propósitos de los caballeros tarraconenses puso el rey Jaime su mayor empeño y un gran interés. Formada la expedición, integrada por los mercaderes catalanes y algunos representantes del rey y del Arzobispo Jimeno de Luna, se hicieron a la mar llevando cartas y obsequios para el rey Onsino. Habiendo pasado por Mallorca, Sicilia y Chipre, arribaron a Armenia a los 153 días de navegación. El rey tributó a la embajada una acogida excepcional; y aceptando gustoso los  los valiosos presentes, hizo valer ante sus cortesanos, no sin grandes esfuerzos, la petición que aquellas reales cartas encerraban. Paños de ricas telas envuelven la reliquia concedida; y, guardada ésta en una artística arqueta de plata dorada, es traída a Barcelona.
En el otoño de 1320 llega la nave a las costas catalanas llevando a bordo,, con la santa reliquia y los comisionados españoles, un embajador especial del rey Onsino y dos sacerdotes. Por orden del rey Jaime II, la santa reliquia fue depositada en la catedral de Barcelona, a donde fuera llevada a su llegada en solemne manifestación religiosa.
Por fin, el 18 de mayo de 1321, fue la fecha señalada para la traslación de la santa reliquia a Tarragona. Una magna procesión presidida por el rey Jaime y su hijo el infante Alfonso con el concurso de señores obispos, de numeroso clero y de muchos nobles, hizo el triunfal recorrido hasta dejarla en la iglesia catedral tarraconense, habiendo allí sido recibida con las máximas solemnidades litúrgicas.

De esta santa reliquia traída desde Armenia, ha sido tomada la parte notable que el señor Arzobispo de Tarragona, doctor don Benjamín de rriba y Castro, ha enviado a la Hermandad del Clamor y que, es sin duda, la más valiosa joya del Santuario del Monte Santa Tecla.

Continuara...

Atardecer no porto de A Guarda a finais dos anos 20


POLA GUARDA (1969)

 Proxecto Socheo

Fragmento do noticiario "Por las Rías Bajas" de 80 metros realizado por los operadores J. M. de la Chica e Carlos Rodríguez. Concretamente forma parte da sección "Páginas en color" do noticiario 1446-A que se proxectou por primeira vez o 21-09-1970.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Orquesta Tino Jazz nos anos 50


Valentín, Faustino, Solista da Orquesta, natural de Novás, Manolo, e sentados no centro Santeiro.

Archivo: Familia Santeiro

Un periódico, una imprenta y un periodista ( XII )

SEUDÓNIMOS MÁS FRECUENTES
            Además de los ya conocidos, son muy frecuentes los siguientes, así como algunas iniciales, tampoco identificadas: Inocencio; Pancho; Manuel da Robaleira; Rodolfo; Rómulo; Plan (a secas); Ambrosio da Aldea; Xan do Río; Félix; Fauno; Bonifacio; Mercurio y Ceres; Juan Alas; Mitar Hugo; Xan do Outeiro; Kalendo; Recalp; S. Del Carmelo, etc. Iniciales: Lic. J. M. G.; A. C. de A.; R.; C.; E. G. O. ; S. C. ; A. D. ; A. B. ; E. D. ; R. M. ; I. T. ; L. M. ; J. ; B. ; J. L. ; L. G. ; X. Y. Z. ; A. R. E. ; J. V. ; I. Q. ; N. Z. A. ; R. O. N. ; S. J. C., etc., etc.
TALLERES DE LA VOZ DEL TECLA : TIPOGRAFÍA LA CONCEPCIÓN

            El Semanario, LA VOZ DEL TECLA, como dijimos al principio, se imprimió en los talleres de la “Tipografía LA CONCEPCIÓN”, en la calle Ignacio Sobrino,6 y propiedad del Sr. Vicente Táboas. Esta imprenta (o parte del material de la misma) la había adquirido D. Vicente por compra a D. Juan Antonio Pacheco, a principios de este siglo. Tenemos información de que aquella imprenta del Sr. Pacheco, fue pasto de las llamas, como algún día referiremos ampliamente. Entre las obras impresas, en la siniestrada imprenta, recordamos el curioso e interesante folleto, titulado: “La Guardia. Un recuerdo de Galicia”, escrito en colaboración o a propuesta de D. Ramón Franco, guardés, y del sevillano, José Povedano (La Guardia, 1873).


Pronto el Sr. Vicente Táboas, reorganiza su imprenta, y, entre el material tipográfico, que aprovecha, se cuenta la antigua (hoy una reliquia) máquina manual plana, que reproducimos en nuestro trabajo. Sin hacer más historia, que dejamos para otra ocasión, dos acontecimientos para la historia local guardesa, cubren de gloria la imprenta de D. Vicente de Vicente Táboas: la impresión de “LA VOZ DEL TECLA” en sus talleres, que tan sabiamente dirige, el Gerente de los mismos, D. Prudencio Vicente, hijo del Director... y la publicación, en 1927, de la importantísima y no superada obra de D. Julián López García: “La Citania de Santa Tecla o Una ciudad prehistórica desenterrada”.
            La imprenta “Casa Táboas” fue comprada a su dueño, don Vicente, el 22 de marzo de 1946, por D. Mariano Martínez Portela, industria que, con el nuevo propietario pasaría a llevar el nombre de “Imprenta Guardesa”. En compra distinta, adquirió, también, el Sr. Martínez Portela, la interesantísima y colección única del Semanario: LA VOZ DEL TECLA (10 volúmenes). Esta colección, completa, de la VOZ, un verdadero archivo documental, se convierte, en un tesoro histórico, que, al igual que las viejas máquinas de mano y otro singular material tipográfico de aquéllas, ya viejas e históricas imprentas, enriquecen hoy la pujante y moderna “Imprenta Guardesa”.
FIN DE LA PUBLICACIÓN DEL SEMANARIO
            LA VOZ DEL TECLA, periódico radicalmente católico (contrincante y contemporáneo del veterano órgano de prensa de La Guardia, el independiente y republicano, HERALDO GUARDÉS (1904), dejará de publicarse, mientras que, el citado veterano, Heraldo, ha de continuar unos 15 años más. Nuestro propósito no es averiguar o estudiar –a lo menos en esta ocasión- cuales pudieron ser las causas socio-económicas, socio-políticas, religiosas, de equipo, etc, que hayan motivado esta suspensión periodística. Únicamente anotamos que LA VOZ DEL TECLA, publica su último número 485, el 4 de septiembre de 1920.


PRIMER ANIVERSARIO: AMENAZAS
            Antes de concluir el historial de nuestro periódico, queremos recordar que, tampoco LA VOZ DEL TECLA, pudo librarse y no sufrir las amenazas, calumnias, denuncias o coacciones, etc., tal como suele acontecerle, frecuentemente, a la Prensa. Solamente haremos hincapié  en el comentario-resumen, que la Redacción hace a propósito del I Aniversario de la VOZ. Anota la Redacción que, por su parte, nada tiene que temer ya que el Semanario se limitó, y a raja tabla, a cumplir, en la misión periodística de un año, el lema propuesto de: “Religión, Justicia, Verdad”.
            En los números 115-116 y bajo el titular de “Amenazas del periódico”, hallamos estos párrafos: “...desde su aparición (del semanario) desencadenase contra él una tempestad horrible de la cual, en parte, es testigo el pueblo guardés, que la viene presenciando... Contra ellos (los redactores), se toman posiciones, se les insulta y se les escarnece, hasta lanzar terribles amenazas y viles calumnias...” Una de las veces es el propio Ayuntamiento, que anuncia tomar medidas: “Llegará un día en que la Corporación tendrá que dirigirse al Superior jerárquico de los redactores de la VOZ (al Obispo) y...“ Los propios redactores se limitan a contestar: “No llegará ese día precisamente, pues, la conducta, que hemos observado en el periódico, constituye nuestro mayor orgullo, porque fue siempre de honradez y hombría de bien... Nuestro periódico, sin el menor borrón en su historia, nunca tuvo necesidad de buscar un responsable, que cargara con la ignominia de una labor rastrera y vil...”.

                                                                                              J. M. Del Tamuxe   
FIN