lunes, 20 de octubre de 2014

Un periódico, una imprenta y un periodista ( X )

Datos para la historia
UN PERIÓDICO, UNOS REDACTORES Y UNA IMPRENTA

PROGRAMA PARA UN PERIÓDICO
            En esta ocasión intentaremos historiar otro de los periódicos más populares, en la villa guardesa: “LA VOZ DEL TECLA”.
            En febrero de 1911 se divulgó una hojita en forma de carta-circular, en la que se anunciaba, próximamente, la fundación de un semanario: “LA VOZ DEL TECLA”, anotando sus fines, objetivos, etc. El escrito estaba firmado por la Redacción.
            Aquí insertamos, y casi literalmente, su programa:
a)      Estará escrito con variación y amenidad por un grupo de redactores avezados al periodismo y de autoridad reconocida.
b)      Tendrá corresponsales en todos los pueblos del distrito y recibirá correspondencia literaria de América.
c)      Aparecerá como Semanario de carácter Católico e Independiente, defensor de los intereses morales y materiales del distrito y se publicará los domingos.
d)      No dependerá de ningún partido o agrupación política; no reconocerá dueño alguno, ni estará sujeto a compromisos de bandería; prestará sumisión a los poderes constituidos y aplaudirá o censurará los actos de toda clase de gobernantes con el más absoluto desapasionamiento y la más entera independencia; y en la crítica, así como en el elogio, jamás se olvidará de que es cristiano.
e)      En su labor religiosa y de paz, nunca y en ningún caso o circunstancia, distinguirá entre tirios y troyanos. Lo cual no excluye la discusión que siempre estará pronto a sostener con los impugnadores de la Fe y del orden.
f)        No viene al estadio de la Prensa para ser fomento de rencillas, de discordias, de jaleos; por lo tanto sus columnas estarán de continuo cerradas para todo lo que no sea noble y útil.
g)      Solamente cuando se viera en la imprescindible necesidad de admitir polémica de carácter personal o particular, ésta se llevará dentro de los límites de la más correcta educación, teniendo los polemistas que firmar los trabajos con sus nombres y apellidos propios. Quedase el seudónimo para los que, enemigos de la vanidad o de la exhibición no gustan de estampar el nombre al final de sus trabajos científicos o literarios.
h)      Viene a unir voluntades, a sumar fuerzas, para que todos, hermanados, trabajemos por el engrandecimiento y progreso del pueblo y del distrito dentro de la Religión Católica Apostólica Romana...

SU CREACIÓN
            “LA VOZ DEL TECLA”, semanario Católico e Independiente, sale, pues, a luz por vez primera en domingo, el 30 de abril de 1911. Se publicará los sábados –a partir del número 7- y el precio de ejemplar es de 10 céntimos. En su cabecera no figura el nombre del Director, ni fundador. Su impresión se realiza en la calle Ignacio Sobrino, 6 y en la “Tipografía La Concepción”, propiedad de Vicente de Vicente Táboas.
            Este periódico guardés, el segundo en importancia y duración, parece se debe su creación a un grupo de sacerdotes del Arciprestazgo de La Guardia y Tebra. Ellos, en unión también de algún seglar, asumen el cargo de su dirección, redacción y administración. El semanario tiene su sede –para toda correspondencia- en la Plaza de la Constitución, núm. 2 (Plaza de España).

Consta, sin embargo, que la pieza fundamental en la dirección del periódico fue D. Cándido Rodríguez Vicente, Coadjutor de La Guardia, su pueblo natal. Y en cuanto a la administración se cree que el principal socio capitalista lo fue el también sacerdote, D. José Pedreira Sobrino, cura regente de la parroquia de San Miguel de Tabacón (El Rosal).


No hay comentarios:

Publicar un comentario